martes, 26 de febrero de 2013

Sujetadores: ¿con aro o sin aro?

Durante muchos años, algunos ginecólogos se han posicionado claramente en contra de los sujetadores con aros, aduciendo que podían producir bultos o mastopatías que podían degenerar en el tan temido y por desgracia habitual cáncer de mama.
Hoy en día, con los avances que se han producido en la fabricación de la corsetería, podemos decir que los aros son mucho más flexibles y se adaptan perfectamente a la forma de la mama.
 En lo que insisten todos los ginecólogos es en que el aro no se debe clavar en la glándula, sino que debe recogerla en su totalidad sin oprimirla, y esto es posible gracias a que hoy en día tenemos sujetadores con distintas copas para el mismo contorno de pecho.
Sin embargo, los que nos dedicamos profesionalmente a la venta de corsetería, sabemos que en algunos momentos es mejor recomendar un sujetador sin aro.


Para la práctica de algunos deportes, los aros nos pueden resultar molestos, y existen sujetadores sin aro que nos proporcionan la sujeción adecuada a los distintos niveles de exigencia de cada deporte.
 No necesitamos el mismo sujetador para correr o hacer Aerobic, que para Pilates o Yoga.




Para las mujeres que han sufrido una mastectomía, recomendamos sujetadores sin aro cuya base es más consistente para sujetar la prótesis y porque tras la operación la piel suele estar más sensible. Si además van a recibir sesiones de radioterapia, el sujetador deberá ser de algodón y a ser posible sin costuras.



Durante el embarazo y la lactancia, debido a los cambios hormonales , el pecho de la mujer sufre cambios de tamaño y de forma, a menudo se inflama. Por este motivo, recomendamos sujetadores sin aro que se adaptan mejor a las variaciones de tamaño y de forma.

Fuera de estas situaciones, el aro hace una forma de pecho más bonita, lo centra y lo realza afinando la silueta y estéticamente es más bonito. Podéis usarlo sin miedo siempre y cuando llevéis la talla adecuada.

... Pero el tema de la talla lo dejamos para otro día. ¡ Estad atentas al próximo post!